martes, 17 de diciembre de 2013

Llega la Navidad

El 2014 ya asoma la cabeza y quería aprovechar la cercanía de la Navidad para desearos a todos los que leéis todo lo que escribo, unas muy felices fiestas. Quiero daros las gracias por todo este año en el que me habeis dado tanto apoyo, dándole vida a este blog. Sin vosotros, que abrís este enlace cada vez que comparto una nueva entrada, sin vuestros comentarios ni vuestras muestras de cariño, sin tantos instantes especiales...sin tantas cosas...esta pequeña ventana a mi universo particular no tendría sentido.

Hablando de la llegada de la Navidad, hoy quería hablaros de algo que me ha hecho reflexionar mucho.  Este medio día en las noticias de canal sur radio comentaban el sentido que le da la gente a las navidades. Cómo lo que para unos son días bonitos y felices, para otros son fechas tristes y melancólicas. Para documentar la noticia, varios psicólogos valoraban la situación y aseguraban que muchas personas acudían a sus consultas buscando ayuda para superar esa tristeza.  En su opinión, la Navidad es frustrante para aquellos que se crean muchas expectativas que luego no se cumplen. Aconsejaban ser fiel a uno mismo y vivir estos días sin dejarse llevar por tantos tópicos navideños.

Desgraciadamente aun seguimos inmersos en una situación que impedirá que muchas personas disfruten de estas fechas como podemos hacerlo el resto, a pesar de haberse esforzado hasta la extenuación porque las cosas mejoren en sus vidas. Aun así creo que siempre hay alguna razón para sonreír, y a eso es a lo que hay que agarrarse. Con árbol de navidad o sin él, con regalos o sin ellos...la ilusión y las ganas de que todo cambie a mejor no deben faltar nunca.

Un año más tengo que dar las gracias a la vida por seguir celebrando la navidad con los que quiero. Por tener salud y trabajo, por tener miles de razones para sonreír.

En mi casa ya ha llegado la navidad...fijaros que adornos hace mi madre. Lo primero es una una bota de fieltro que nos hizo a cada uno con nuestro nombre, lo segundo una guirnalda que cuelga en una columna del salón, y el lazo es uno de tantos se le ha ocurrido mientras adornábamos este año el árbol. Y ha quedado precioso.





Y por supuesto, este año, la gran sensación es su angel hecho de goma eva :)

Y otra de las cosas en las que se nota que es Navidad, es que los centros comerciales abren en domingo, casualmente mi único día libre de trabajo. Así que cojí a mis dos niñas y me las llevé a pasar el día juntas, que hacía mucho que no quedábamos :D y lo pasamos genial.


Acordaros de sonreír siempre, pase lo que pase¡¡¡hasta pronto¡¡¡¡

FELIZ NAVIDAD